Últimamente… Nueva sección

Otoño

Le he estado dando vueltas al tema, quiero una nueva sección en la que pueda resumir un poco mis gustos y lo que hago sin llegar a meterme en hacer post específicos con excesivo detalle de mi vida. Por ello, en el blog de Rojo Valentino, he visto esta sección que me parece perfecta para lo que voy buscando, así que desde aquí muchas gracias a María por ocurrírsele esta magnífica idea que le tomo prestada (con su permiso, claro).

Últimamente…

Estoy escuchando:

A Chris Daughtry, no sé si lo conocerás, pero es un cantante estadounidense que se escuchaba hace unos años. De todos modos tampoco era (ni es) demasiado conocido. Pero a mí me lleva a mi adolescencia de nuevo, a unos sentimientos y unos recuerdos muy especiales.

Estoy comiendo:

Mucho guacamole, lo hago casero (un aguacate, medio tomate, sal, pimienta, un poco de ajo y un chorrito de limón) y está para chuparse los dedos, estoy muy enganchada y me cuesta no comerlo todos los días.

También le estoy echando mucho comino a la pasta con verduras, le da un toque que no sabría describir… A mí me hace pensar en un hindú/asiático raro, pero está muy rico y es muy aromático.

Estoy bebiendo:

Mucho Seven up/sprite, estoy intentando dejar la coca cola (por segunda vez) y para mí es el mejor modo, no lo dejas de golpe, bebes algo similar con burbujas y azúcar que está fresquito, pero no tiene la misma adicción. Es el paso de transición a beber agua todos los días. Si lo conseguí una vez, puedo de nuevo.

Estoy vistiendo:

Una mezcla muy rara porque el tiempo no se aclara, hace un par de días hacía un frío tremendo y hoy se puede estar con media manga de nuevo… Así que he optado por camisetas de manga larga finas, así puedo remangármelas si es necesario, y con mi chupa de cuero o la cazadora vaquera (por si acaso el día se pone más tonto de lo normal). Adoro este tiempo, aunque sea complicado acertar con lo que ponerse para salir a la calle.

Estoy sintiendo:

Cosas que no sé describir bien, sentimientos de angustia por no tener trabajo, lo quiero y lo necesito. También un nudo en el estómago porque me he planteado en serio abrir mi propio negocio, y eso asusta mucho, es un paso enorme, pero me hace muchísima ilusión.

Estoy queriendo:

Comprarme un portátil, me vendrá muy bien para diferentes asuntos (tanto personales como profesionales). Es complicado encontrar uno que por el precio que me puedo permitir, tenga las especificaciones técnicas que busco. A ver si el Black Friday se porta bien.

Estoy necesitando:

Ahorrar dinero para un montón de cosas, entre ellas el portátil ya mencionado. Además tengo la cena de empresa de mi pareja y necesitaría algo que ponerme, lo cual no será precisamente lo más barato del mundo. Nunca me había preocupado tanto como ahora por ahorrar dinero, y sobre todo, ganarlo.

Estoy pensando:

En el libro que estoy leyendo ahora (El desafío de Becca, de Lena Valenti), pronto tendréis reseña por aquí. Y también en el vídeo que quiero editar para el canal de youtube. Pero, sobre todo, en que ya mismo es navidad y las calles se iluminarán, decoraré la casa… No sé, cada año me gusta más esta época.

El clima es:

Extraño, no termina de aclararse. El planeta se está volviendo loco y es por nuestra culpa. Ya no hay una transición normal de verano a invierno, de forma progresiva… Hace calor hasta que, una mañana, el invierno te pega un bofetón en toda la cara para decirte: hey, que ya estoy aquí, sé que llego tarde, pero vengo a tope de energía para congelarte.

En fin…

Espero que te guste saber un poquito más de mí y de todo lo que tengo ahora mismo en la cabeza.

Alba Morales Rosa

Reseña: Harry Potter y el legado maldito – J.K Rowling y otros.

Harry Potter y el legado maldito

Este libro me ha tenido con los nervios de punta y con ansiedad (de la buena) desde mucho antes de publicarse. Es oír algo del universo Harry Potter y que afloren los nervios y sentimientos.

Me daba mucho miedo leer este libro, me preocupaba lo que podía encontrarme dentro y no reconocer a los personajes de la saga original, que fuese un libro totalmente ajeno a lo anterior. Sin embargo me sorprendí mucho al encontrarme a unos Harry, Hermione, Ginny y Malfoy idénticos a los adolescentes. Por fin he podido asomarme a la vida adulta que tuvieron tras acabar de estudiar en Hogwarts y ver cómo habían madurado. Ron es un caso aparte, no sé por qué Rowling ha permitido que hiciesen lo que le han hecho al personaje de Ron, no es ni una sombra de lo que fue… En fin, cosas que pasan…

Por otro lado conocemos a James y Albus Severus, hijos de Harry y Ginny. James es un calco de Harry, o al menos eso es lo que me ha transmitido, y quizás por ello no he podido conectar nada con él, me ha resultado frío e impersonal, demasiado perfecto. Sin embargo Albus es tan opuesto a Harry, tan humano y real… que llega al corazón. Albus no es lo que todo el mundo espera, no es como debería ser un hijo del “niño que sobrevivió” y además no quiere ser hijo de Harry, hay todo un drama detrás de la relación padre e hijo que le da mucho valor a esta historia.

También está Scorpius, mi personaje favorito de este libro, pienso que es más protagonista que el propio Albus. Es hijo de Draco Malfoy y Astoria, es un chico tan tierno y dulce que cualquiera dudaría de que sea hijo de quien es, pero Malfoy nos sorprende con una madurez increíble, ha cambiado y es hasta un buen padre, es de los personajes más compresivos del libro (odio decir que me ha encantado Malfoy).

Rose es la hija de Hermione y Ron, siento decir que no le han sacado provecho alguno, en un principio parece que sea un calco de su madre cuando era una niña insoportable en los primeros dos años de colegio, pero desaparece de la escena de golpe y no se vuelve a saber gran cosa de ella. Y lo mismo pienso de Lily, la hija pequeña de Harry y Ginny.

En cuanto al argumento, está bien para ser un guión de teatro, es sencillo pero misterioso e intrépido. Te hace leer hasta que lo acabas, sin pararte siquiera a respirar. Si tienes claro que no es Harry Potter 8, lo vives muy intensamente, pero si lo ves como un libro más de la saga te puedes sentir decepcionado. Juega con la nostalgia del pasado, rememora breves momentos muy emotivos, pero es eso: pasado, y el pasado debe quedarse ahí y dar paso a una nueva generación que no debe tener nada que ver.

Me alegro mucho de haber podido volver a mi niñez y adolescencia, es algo que no tiene precio, y espero que sigan saliendo historias para volver a mis amigos Harry, Hermione, Ron y sus hijos.

Gracias por leerme.

Alba Morales Rosa

Iniciativa #LeoAutorasOct

Sé que no tengo perdón, ni sé cómo excusar mi ausencia. Siendo totalmente sincera puedo decir que no tenía ganas de escribir nada por aquí ni grabar vídeos para mi canal de youtube, lo único que me apetecía y pedía mi mente era desconectar de todo, incluídas redes sociales.

Me he mantenido muy al margen de todo durante el verano, observando lo que hacían y decían los demás, apenas he leído (por suerte el reto literario de este año es pequeñito, sino no podría abarcarlo), apenas he hecho cosas interesantes, he tenido un verano muy aburrido. Quizás decir todo esto sea echarme tierra a mí misma y hundirme de cara a los que me leéis (si es que queda alguien por aquí, porque no suele haber comentarios).

El caso es que tras la peor época de mi vida, hoy ha sido un día muy especial, he sentido un subidón de positivismo y de fuerza, me siento capaz de todo, y he pensado ¿por qué voy a dejar de lado un rincón en el que siempre me he sentido tan a gusto? Me da igual si me lee alguien o no, porque escribo porque me apetece y me gusta. No quiero enrollarme mucho más, pero quiero traer de nuevo reseñas literarias, aunque con otro formato. También quiero escribir cualquier cosa que tenga ganas de escribir por aquí… Y querría comentarios de la gente (eso ya es mucho pedir).

Leyendo en octubre

Vengo con una iniciativa que me encanta, es #LeoAutorasOct, la creó/impulsó @LaNaveInvisible y es genial, pienso participar en ella. Se trata básicamente en leer durante el mes de octubre libros escritos por autoras.

Por ahora llevo las siguientes lecturas:

Y ahora estoy con Seis de cuervos, de Leigh Bardugo. Después… quién sabe. Iré escribiendo las reseñas y enlazándolas en los títulos para que todo quede bien recogido en esta entrada.

Gracias por leerme, y por volver.

P.D: Por cierto… Bienvenido Octubre, ya sabes que eres mi mes favorito.

Alba Morales Rosa

La zona de confort

Zona de confort… Ese comportamiento, forma de hacer las cosas, pensamiento, situación donde nos sentimos cómodos y a gusto, que no queremos cambiar porque nos da miedo.

Salir de esa zona es el subidón de adrenalina más fuerte que puedes experimentar, es apasionante demostrarte de lo que eres capaz saliendo de la zona de confort. Sé que se está muy a gusto y cómodo, que da mucho miedo salir y no saber qué te espera. Lo triste es que somos nosotros mismos los que nos ponemos trabas y acentuamos esos miedos, como si, en el fondo, no quisiéramos avanzar.

¿Acaso tenemos miedo al éxito? Porque eso es lo que parece. ¿Qué puede ser tan malo como para cortarnos las alas a nosotros mismos? Yo he decidido no coartarme más, no romper mis propias alas, hacer frente a mis miedos y dar un paso adelante.

Ya es hora de salir de mi microvida y mis microforma de ver la vida. Es hora de pelear por mis sueños, de crecer, de extender la mano y agarrar mi vida fuera de ese pequeño círculo de confianza. Hay que echarle valor, y yo voy a tener valor de sobra para ello.

¿Y tú?

firma blog 2

Martina en tierra firme – Elísabet Benavent

Argumento:

Martina es un mar de dudas. Ha roto radicalmente su comunicación con Pablo, ha dejado El Mar, pensaba que lo que tenía con Pablo era especial y es duro reconocer que tal ver no es como se había imaginado. Se ha dado cuenta de que se ha dejado llevar por alguien que es emocionalmente frenético y se siente avergonzada por haber perdido el norte por alguien que ni siquiera ha solucionado del todo su pasado. Sin embargo, Martina ha huido y decide olvidarlo todo, pero no será tan fácil borrar de su vida ni a Pablo ni a El Mar… algo se está gestando en su interior y no tiene el valor de afrontarlo. Tiene que tomar una decisión y está en juego su futuro.

Por otro lado Amaia y Javi siguen en su eterno tira y afloja, él está enamorado de ella y ella no se atreve a tener con su “mejor amigo” una relación, aunque se muere cada vez que él la acaricia. ¿Conseguirán dejarse llevar?

Sandra no quiere más decepciones y cree que ha llegado el momento de recuperar lo perdido.

separador

Si la primera parte tenía intensidad, esta segunda parte ya ni te cuento.

Acabé el libro llorando, no con lágrimas en los ojos ni un nudo en la garganta, llorando a moco tendido como si no hubiese un mañana. El epílogo es apoteósico, desgarrador, arrasa contigo y te deja indefensa ante el mundo.

En esta parte vemos a una Martina muy vulnerable, salen a flote muchas inseguridades que estaban tras su apariencia y personalidad de chica dura y poco sensible. Vemos como con la cercanía de Pablo se ha ablandado y siente todo con más fuerza. Duele mucho ver la decepción tan profunda que siente con respecto a Pablo, se siente tan engañada y desencantada que te mata un poquito por dentro. Ha acabado tan a la deriva como una barca en el mar que tanto nos recuerdan a lo largo de los libros. En muchas ocasiones hubiese querido poder abrazarla y darle palabras de consuelo, lo necesitaba y me sentía impotente por no poder hacerlo.

Ver como Pablo se endurece, se frustra y deja de luchar es horroroso, dan ganas de gritarle lo que de verdad siente Martina, para que no haga el amago de rendirse ni un sólo segundo. Pablo está enamorado del amor, que pierda la fe en aquello que le ha hecho ser quien es, es impactante.

Amaia y Javi ya son protagonistas, su historia no podría ser secundaria por mucho que Elísabet lo intentase, tienen una personalidad tan arrolladora que exigieron su porción de protagonismo. Me robaron un pedazo de corazón, su relación ha sido tortuosa desde el comienzo, Amaia nunca fue una amiga ejemplar y como pareja… en fin. Javi tiene una paciencia y un corazón envidiables.

Todos los temas tratados en ambos libros son tan duros y reales, están tan bien llevados que sólo puedo ponerme a los pies de Beta por tanta maestría junta. Es capaz de enlazar muchos pequeños momentos que se quedarán grabados dentro de ti para siempre, son pequeños diamantes de sabiduría que se te clavan muy hondo.

Cuando Beta terminó el libro dijo por redes sociales que sentía un dolor real por dejar ir a Martina, Pablo, Amaia… Y es cierto, cuando terminas el libro lo sientes también, es una ausencia que duele y pesa.

Echaré mucho de menos a Martina, en este tiempo se ha convertido en una amiga imprescindible para mí. Siempre tendrá un hueco en mi corazón.

Alba Morales Rosa

firma blog 2