Títeres de la magia – Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Una nueva entrega de las aventuras en Marabilia con Hazan, Arthmael, Lynne y ahora también Clarence y Ariadne.

Han pasado tres años desde que Hazan ingresó en la torre de nigromancia, dejando atrás las aventuras para estudiar. Desde entonces no ha vuelto a ver a Lynne y Arthmael, aunque mantengan el contacto por carta.

Lo cierto es que Clarence y Ariadne me gustan casi más que Arthmael y Lynne, a estas alturas todos sabemos que cada personaje nos enseña algo con su personalidad y sus actos, para eso fueron creados así, todos tienen que aportar y enseñar algo al lector y la historia. Para mí Clarence ha sido revelador en muchos aspectos, su forma de ver la vida, su choque con la realidad que había fuera de la torre de nigromancia, darse cuenta de que había estado viviendo en una falsa realidad llena de seguridad y paz… El pobre me recordó mucho a mí, cuando me llevé el puñetazo de mundo real.

Nuevas aventuras, un nuevo asunto que resolver (en esta ocasión descubrir quién está fabricando unos venenos de los que no se consiguen hacer antídotos), nuevos conflictos personales y un Hazan ya casi adulto con ganas de aclararse de una vez por todas con lo que quiere en la vida.

Hazan ya apuntaba maneras en “Sueños de piedra”, y aquí ha demostrado que es una gran persona y que hará cosas importantes en un futuro, porque es el chico más fuerte de toda la saga, con los valores más sólidos de todos.

Hazan, Clarence, Ariadne, Lynne y Arthmael

Clarence y Hazan

Por cierto, la ilustradora Lehanan Aida ha hecho un gran trabajo dando vida a los personajes, pienso que ha acertado de lleno con la caracterización, son justo como me los imaginaba.

En resumen: me ha gustado más que Sueños de piedra, la historia continúa y estoy impaciente por conocer más de este mundo tan increíble como es Marabilia.

Alba Morales Rosa

Guardar

Guardar

Guardar

Últimamente…

Hace ya unas semanas subí una entrada como ésta, resumía bastante bien mi vida de una forma estructurada, me gusta hacerla de vez en cuando, me parece una forma bonita de expresar lo que me gusta y lo que siento actualmente.

Estoy escuchando:

Las nuevas dos canciones de Ed Sheeran, son de las mejores que he escuchado de este cantante. Las estoy escuchando en bucle y me encanta.

Estoy comiendo:

Muchos fideos de arroz con verduras (normalmente zanahoria, calabacín y mucho puerro) y especias (curry, comino, pimienta negra, sal y ajo en polvo). Está de muerte y me doy unos atracones tremendos, estoy intentando moderarme un poco, al fin y al cabo es arroz y es mejor no abusar de él.

Estoy bebiendo:

Café, con lo mal que me sienta. Pero es que le he regalado a mi pareja un “kit para el amante del café”, que consta de un molinillo, un embudo de plástico, filtros de papel, un paquete de café molido aromatizado con vainilla, otro molido aromatizado con avellana, y por último un paquete de café en grano para moler. La verdad es que estamos muy satisfechos, en concreto el de avellana es de lo más sabroso que he tomado en cuanto a café.

Estoy vistiendo:

Un jersey color blanco roto que combina con todo, se transparenta un poco y me lo pongo con una camiseta de tirantes negra debajo. Puedes ir muy arreglada o casual, dependiendo de con qué te lo pongas. Abriga muchísimo, y lo he convertido en un básico de mi armario actualmente, además va a entrar una ola de frío tremenda a la ciudad y más vale estar armada con buenas prendas de abrigo si quieres salir a la calle.

Estoy sintiendo:

Un poco de miedo. Me abruma el proyecto que voy a emprender, es mucha responsabilidad y algo muy serio como para no tomármelo muy en serio. Así que estoy angustiada y emocionada a partes iguales… Dicen que si algo no te asusta es que en el fondo no te apasiona, quiero agarrarme a eso para coger impulso y llevarlo a cabo, y no dejarme vencer por el miedo para acabar no haciéndolo.

Estoy queriendo:

Ponerme en serio con el deporte, era algo que me hacía mucho bien el año pasado y tuve que dejarlo de lado por un problemilla de salud. Después me recuperé pero me pudo la pereza y no retomé el deporte. Es uno de mis propósitos de este año, estoy notando lo mal que me hace tener una vida tan sedentaria. A ver si lo llevo a cabo, porque estamos a día 13 y lo único deportivo que he hecho ha sido pasear (cuidado, paseos de cuatro horas que me han dejado muerta). ¡A por ello!

Estoy necesitando:

Tener una relación más estrecha con las personas que me rodean, la familia y los amigos. Una cercanía más física, más abrazos y que estén más pendientes de mí, tanto como lo estoy yo de ellos. No sé de dónde viene esa necesidad de cariño tan fuerte que tengo ahora, pero me gustaría sentirme como quiero.

Estoy pensando:

Que el libro que tengo entre manos ahora (“Títeres de la magia”) me tiene fascinada. Sus escritoras Iria G. Parente y Selene M. Pascual son muy buenas escritoras. No se nota que el libro está escrito a cuatro manos, y además siempre hay mensajes que no te dejan indiferente. Cuando lo termine, habrá reseña por aquí.

El clima es:

Frío, bastante húmedo y hace helor en la calle. Y peor se va a poner, porque viene una ola de frío que ya se está haciendo de notar, a este paso me da que voy a hacer mucha vida en casa. Si comparo el frío de aquí con el de otras zonas de España, lo de aquí es de rica, pero tampoco estamos acostumbrados a que haya tan pocos grados en el termómetro.

Alba Morales Rosa

Guardar

2017 y nuevos retos

Parece mentira que 2016 haya quedado atrás y ya estemos en pleno 2017. Cada año pasa más rápido y me sorprendo más por ello.

Estamos en los primeros días de enero se suelen hacer balances del año anterior, se escriben listas kilométricas de propósitos que se olvidan en dos semanas… Son una serie de tradiciones que no sé si son lo mejor para nuestro ánimo, tener muchos propósitos inalcanzables debe ser frustrante.

¿Qué puedo decir de mi 2016? Pues que he abierto los ojos en muchos aspectos, he terminado de volverme adulta. Aunque han pasado pocas cosas desagradables, son las que más pesan en el pensamiento y en el corazón, así que ha sido un año amargo. También he descubierto dónde están mis límites en muchos temas. En el apartado lector, me ha cundido muchísimo, he cumplido el reto que me propuse y estoy más que orgullosa.

Adoro estrenar agenda, proponerme nuevas metas, vivir la ilusión de sentir que eres capaz de cumplir a lo largo del año todo lo que te propongas durante estos primeros días. Y eso precisamente es lo que voy a hacer.

Lista de propósitos:

1º – Poner en marcha mi gran proyecto, la mayor aventura de mi vida hasta la fecha.

2º – Ya que tuve que dejar de ir al gimnasio por motivos de salud, he decidido retomar el ejercicio (que tanto bien me hacía) en casa con Gym Virtual.

3º – Grabar más vídeos para el canal, ya sea para los Document your life, o yo misma hablando de algún tema.

4º – Escribir más por aquí, que parece que siempre lo dejo de lado, y cuando me pongo a ello lo disfruto mucho (sí, no hay quien me entienda).

5º – Hacer una escapadita barata a lo largo del año. Me apetece mucho un masaje y cambiar de aires durante un par de días.

6º – No dejarme vencer por el miedo y tener el arrojo suficiente como para tirar hacia delante.

7º – No mirar atrás, 2016 acabó y no es necesario volver a él, hay que caminar hacia el futuro.

8º – Que me de más igual lo que piensen y digan los demás, yo soy capaz de tomar mis propias decisiones, y bien tomadas que estarán.

No sé qué os parecerán mis propósitos, creo que son asequibles y no demasiado ambiciosos. Lo importante a la hora de plantearlos es ser realistas, tienes que poder abarcarlo y ser capaz de poder trabajar en ello para conseguirlo; porque los propósitos no se cumplen por arte de magia, sino por el trabajo sin descanso a lo largo del año. Espero haber conseguido todo esto para 2018 y poder compartirlo con todos vosotros.

Alba Morales Rosa

Yuri on Ice (anime)

¿Por qué no he venido a hablar antes de este anime? Pues no lo sé, no me lo explico, porque ha sido la serie del AÑO. Es que no sé ni por dónde empezar de lo profundo que me ha llegado, ha tocado tantas fibras sensibles que hasta cuesta respirar hondo de la emoción.

Yuri es un chico de 23 años, patinador artístico profesional, y con problemas de ansiedad y de inseguridades muy serio. Al comenzar el anime le vemos muy hundido porque ha perdido el mundial de patinaje y la ansiedad puede con él. Se exige tanto a sí mismo que se ve un inútil.

Por otro lado está Víktor, cinco veces campeón del mundo de forma consecutiva a sus 28 años, es una leyenda en este deporte y Yuri lo admira profundamente. Fue por ver a Víktor por lo que Yuri quiso comenzar a patinar de forma profesional.

Víktor decide entrenar a Yuri durante un año para que Yuri consiga el oro en su próximo mundial. El anime recorre todo un año de esfuerzo y de intensos sentimientos de superación, amistad, comprensión, lazos fuertes y apoyo absoluto. Vemos un Yuri vencido por sí mismo porque deja a la ansiedad campar a sus anchas, y a un Víktor apoyando incondicionalmente a Yuri pase lo que pase.

Este anime transmite un mensaje muy claro: con el apoyo de todos los que te quieren a tu alrededor, puedes ser capaz de todo lo que te propongas. Tu mayor enemigo eres tú mismo y no debes dejarte vencer, porque esa voz interior que te dice que eres una mierda, no dice la verdad.

Por otro lado está todo el tema del romance entre Yuri y Víktor, pero hay que verlo entre líneas (la censura es muy fuerte para estos temas en los animes, a saber por qué). Pero es un amor precioso del que deberíamos aprender todos, un amor que no ata, incondicional, maduro y respetuoso con la otra persona. Un amor que te hace fuerte y libre, un amor que suma a tu vida.

Me he visto reflejada en tantísimas cosas, en tantos momentos, gestos y pensamientos, que me abruma. Todos tenemos una parte de Yuri dentro, y yo la he tenido más a flor de piel y de forma más intensa durante demasiado tiempo. Ver a Yuri venciendo sus mayores miedos es tan gratificante… Es casi como si compartiese su logro y me siento tan orgullosa por él, porque consiguió todo lo que necesitaba, fue fuerte y tenaz, y ganó la felicidad gracias a todo su esfuerzo.

Una forma increíble de acabar el año, sintiendo que si Yuri es capaz, yo también soy capaz de todo lo que me proponga en la vida. Porque se puede, porque todos podemos, porque lo tenemos al alcance de nuestra mano aunque no lo podamos ver.

Yuri, Víktor, gracias 🙂

Alba Morales Rosa

¡Felices fiestas!

Sé que llego tarde, como siempre voy a deshora con estas cosas, soy un desastre sin remedio. No soy el mejor ejemplo de bloguera, me apetece escribir de higos a brevas y no tengo un “tema” del que hablar, suelo divagar con mis tonterías que no aportan nada a nadie más que a mí misma. Quiero creer que a alguien le puede medio interesar lo que escribo aquí, sino tampoco pasa nada… A mí me sirve y con eso ya merece la pena.Quería pasarme por aquí porque todos los años suelo felicitar las navidades y el año nuevo por aquí, me parece una pequeña tradicion bonita y no quiero perderla. Este año ha sido distinto a los demás, estas fechas suelen hacerme ilusión por las reuniones familiares, por ir a buscar regalos y tratar de mantener el secreto hasta el día 25… Son cosas muy características de esta época. Sin embargo, este año ni siquiera he puesto el árbol de navidad y tampoco es algo que me quite el sueño. ¿Qué me ha pasado? No tengo ni idea, y lo que más me preocupa es que me da igual lo que me haya pasado para no tener ganas.

Haciendo balance de 2016, no sabría decir si ha sido más malo que bueno o al revés. Quizá hayan pasado más cosas buenas, pero las poquitas malas pesen el triple que las buenas… El último trimestre del año ha sido aterrador, agotador y demasiado intenso, lleno de incertidumbre y lágrimas contenidas. Pero todo túnel tiene su final y por fin hemos llegado a la luz.

2016 me ha agotado emocionalmente. Ha sido el año en el que más he evolucionado como mujer adulta, en el que más me he conocido. He conseguido mi primer trabajo (malo, muy malo y poco gratificante), he aprendido a saber qué tipo de trabajo es el que NO quiero… Y un proyecto muy importante para mí ha tomado forma en mi cabeza, espero ponerlo en marcha a principios de 2017 (os mantendré informados). Una cosa que me ha encantado es que he escrito mucho sobre todo en libretas, había dejado muy de lado la escritura y fue un grave error, es lo más terapéutico del mundo, cura el alma.

Ha habido muy buenas lecturas, espero poder reflejar eso por aquí con un poco de paciencia. Las películas han sido pocas aunque decentes, las series han sido espectaculares, algunas hasta impactantes. ¡He cumplido mi reto de Goodreads! Bueno, lo cumplo hoy jeje. Es todo un logro porque ha habido meses tan malos que ya creía que no llegaba, al menos parece que sí supe ser razonable cuando me lo planteé en enero.

Muchas gracias a los que seguís por aquí, sé que no os lo pongo nada fácil. Lo siento… Le pondré remedio en este nuevo año. 2017 va a ser grande en muchos aspectos.

¡Felices fiestas!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar