Parece mentira que 2016 haya quedado atrás y ya estemos en pleno 2017. Cada año pasa más rápido y me sorprendo más por ello.

Estamos en los primeros días de enero se suelen hacer balances del año anterior, se escriben listas kilométricas de propósitos que se olvidan en dos semanas… Son una serie de tradiciones que no sé si son lo mejor para nuestro ánimo, tener muchos propósitos inalcanzables debe ser frustrante.

¿Qué puedo decir de mi 2016? Pues que he abierto los ojos en muchos aspectos, he terminado de volverme adulta. Aunque han pasado pocas cosas desagradables, son las que más pesan en el pensamiento y en el corazón, así que ha sido un año amargo. También he descubierto dónde están mis límites en muchos temas. En el apartado lector, me ha cundido muchísimo, he cumplido el reto que me propuse y estoy más que orgullosa.

Adoro estrenar agenda, proponerme nuevas metas, vivir la ilusión de sentir que eres capaz de cumplir a lo largo del año todo lo que te propongas durante estos primeros días. Y eso precisamente es lo que voy a hacer.

Lista de propósitos:

1º – Poner en marcha mi gran proyecto, la mayor aventura de mi vida hasta la fecha.

2º – Ya que tuve que dejar de ir al gimnasio por motivos de salud, he decidido retomar el ejercicio (que tanto bien me hacía) en casa con Gym Virtual.

3º – Grabar más vídeos para el canal, ya sea para los Document your life, o yo misma hablando de algún tema.

4º – Escribir más por aquí, que parece que siempre lo dejo de lado, y cuando me pongo a ello lo disfruto mucho (sí, no hay quien me entienda).

5º – Hacer una escapadita barata a lo largo del año. Me apetece mucho un masaje y cambiar de aires durante un par de días.

6º – No dejarme vencer por el miedo y tener el arrojo suficiente como para tirar hacia delante.

7º – No mirar atrás, 2016 acabó y no es necesario volver a él, hay que caminar hacia el futuro.

8º – Que me de más igual lo que piensen y digan los demás, yo soy capaz de tomar mis propias decisiones, y bien tomadas que estarán.

No sé qué os parecerán mis propósitos, creo que son asequibles y no demasiado ambiciosos. Lo importante a la hora de plantearlos es ser realistas, tienes que poder abarcarlo y ser capaz de poder trabajar en ello para conseguirlo; porque los propósitos no se cumplen por arte de magia, sino por el trabajo sin descanso a lo largo del año. Espero haber conseguido todo esto para 2018 y poder compartirlo con todos vosotros.

Alba Morales Rosa