Autor: Alba admin (Page 1 of 103)

Dejar de ser víctima de ti misma

Hay días que son cruciales, días en los que das un puñetazo en la mesa y decides dejar de ser víctima de una vez por todas.

Hace ya mucho que lucho contra mi misma, es agotador, se lleva el 70% de mis energías, y con el 30% restante ya no me quedan ganas de hacer algo de provecho. Si me hubiesen dicho hace años que mi vida se convertiría en lo que es, no me lo hubiese creído de ninguna manera.

dejar de ser víctima

Tener agorafobia selectiva es uno de los castigos más jodidos y frustrantes que te puede tocar. Tu mente te sabotea, tu cuerpo juega en tu contra y el 80% de las veces te gana, lo que hace que se te arruine el día y el estado de ánimo.

¿Cómo luchar contra ti misma y salir vencedora?

El gran enigma al que me enfrento hace meses. ¿Que quiero salir a celebrar mi cumpleaños? No, lo siento, no puedes ingerir comida fuera de un domicilio. ¿Qué quiero ir en autobús más de 30 minutos? No, lo siento, en un transporte público no puedes estar tanto rato porque te dará un ataque de ansiedad. ¿Qué quiero salir a beber y bailar hasta acabar exhausta? Ah no, te enfrentas a más ansiedad.

Algunos dicen que está todo en mi cabeza, y no se lo discuto. El problema reside en no poder desencajar todo aquello que encadena un ataque. Es la madre de todas las fobias, engloba cualquier posible fobia que puedas desarrollar por el camino.

¿Cómo dejar de sentir miedo?

Es duro ver como tu vida se va empequeñeciendo, no quieres resignarte, así que luchas con todas tus fuerzas y ves que no sirve de nada. Al final te incapacita y acabas por no poder cumplir una obligación, entonces se desata el caos en tu mente, la vena de rebeldía estalla y quieres incendiar el mundo entero, comenzando por tu propia mente.

A pesar de todo, me niego a dejarme comer por todo esto, si me enterrase en vida de ese modo me estaría fallando a mí misma de un modo imperdonable. Todo se puede superar con la suficiente fuerza de voluntad, y yo la voy a encontrar, aunque tenga que levantar todas las piedras del mundo para buscar debajo de ellas aquello que me haga libre.

Alba Morales Rosa

Tener el corazón roto

“No pienses tanto, rompes más tu ya roto corazón”

Corazón roto lluvia

Un día lluvioso, frío… En muchas zonas está nevando. Stories en instagram de gente sorprendida enseñando la nieve desde la ventana de sus casas.

Call back home – Kyle Lionhart

La lluvia me hace pensar, sumergirme en recuerdos buenos y malos, es como hacer una especie de balance inconsciente. La mente va vagando, saltando de pensamiento en pensamiento, divagando desganada.

¿Cuántas veces se ve a una persona con el corazón roto por una pareja o ex-pareja? He perdido la cuenta entre series, películas y libros… Pero me he dado cuenta que hay otro tipo de corazón roto aún más doloroso: el de los amigos que te lo han roto de un mazazo (o varios). Conservo pocos amigos, para qué me voy a engañar, soy muy exigente y los acabo espantando a todos. Quiero creer que tengo un control de “calidad” muy alto, que me protejo por mi bien. Pero a veces, sólo a veces, pienso que ninguno supo dar la talla cuando hizo falta.

Corazón roto mano

Que se te rompa el corazón por abandono, decepción, desconexión, o aún peor, sin saber lo que ha ocurrido… es casi peor que un corazón roto por una pareja. La clase de traición que se experimenta es aún más grande.

La lluvia me pone muy tonta, pero me encanta. Divagar así me hace conocerme mucho mejor, me enseña a valorar lo que tengo delante, a recordar a esa Alba más cándida. Esa Alba que, con el corazón roto, dijo adiós a tantas personas, cerrándoles la puerta, que a día de hoy quizá no haya sabido superarlo de un modo sano, pero que se ha levantado y continúa el camino. Una mujer más fuerte que el año anterior, que aprende de los errores y que cada vez le cuesta más perdonar, que ya no quiere seguir recomponiendo un rompecabezas al que le faltan piezas.

Y es que, con cada rotura, la persona que se va, se lleva un pedacito, dejando otro a cambio.

Foto uno y dos sacadas de Pinterest.

Alba Morales Rosa

RESEÑA Saga Royal, Erin Watt

Saga Royal

«Este libro es el Crueles intenciones de nuestra generación.» Jennifer L. Armentrout. «Intenso, inolvidable y sexy. ¡No puedo dejar de pensar en La princesa de papel! Una lectura obligatoria.» Emma Chase. «Sin duda, una saga juvenil de lectura obligatoria.» Kirkus Reviews

Estos tres libros los terminé a finales de 2017. Una saga juvenil en la que no tenía puestas demasiadas esperanzas, parecía una más entre un millón con argumentos similares. Lo que no esperaba era la trama de misterio y asesinato que se desarrolla a lo largo de estos tres primeros libros. Quedan al menos dos más por publicar, pero leyendo la trilogía puede quedar muy bien cerrada la historia sin necesidad de continuar con los demás.

Me encontré con personajes bastante cliché, pero eso tampoco me disgustó, sabía lo que me iba a encontrar. Ella Harper es una chica que ha tenido muy mala suerte en la vida, y cuando aparece un millonario para ser su tutor, no se termina de fiar de la situación. Es una chica dura, desconfiada, muy inteligente y luchadora.

Los hijos del millonario son otra cosa. Chicos malos, atormentados por la prematura muerte de su madre y con instintos autodestructivos por la culpa… Nada nuevo en el horizonte. Ellos son (por orden de mayor a menor) Gideon, Reed, Easton, Sebastián y Sawyer (gemelos).

El protagonista es Reed, parece ser que es el que lleva la batuta en esa casa y los hermanos le siguen y le apoyan en las decisiones que toma (sean buenas o malas). Ella y él tendrán una relación de “hermanos” y “amigos” un tanto conflictiva, rodeada de trabas e inconvenientes que hacen la historia adictiva e interesante.

Quizás no son los libros que más me aportasen en cuanto a lecturas, pero a veces el cuerpo pide sagas sencillas y así de adictivas. No todo van a ser novelas intensas o densas. Le daría un 3’5/5 de manera global, siendo el tercer libro de la saga el mejor con diferencia.

Alba Morales Rosa

Page 1 of 103

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén