Categoría: Escritos y antologías (Página 1 de 2)

You’re Everything

http://youtube.googleapis.com/v/lhxZWgYOUUc&source=uds
 
Cada
día que pasa lo recuerdo con más dolor. Esas miradas intensas que expresaban
adoración plena por mí, pasión por mi cuerpo y mí alma, veneración absoluta.
Fantaseo
con miradas furtivas cargadas de sentimientos, con gestos que lo digan todo,
con una tensión que acabe explotando y nos arrastre. Con esa complicidad que
sólo se da en las series, esas expresiones que hacen suspirar a cualquiera, con
esas escenas que querría vivir a toda costa.
¿Por
qué la realidad no se ajusta nunca a los libros, las películas y las series?
Crean unas expectativas que no son reales. La tristeza y la nostalgia de algo
que ni siquiera sé si tenía de verdad me van azotando como olas embravecidas
por el viento.
Recuerdo
cada caricia, cada susurro en mi oído, cada escalofrío, cada nudo en la
garganta provocado por sentirme tan plena. También recuerdo cuando se me partió
el corazón, dejándome marchita.
Ahora
soy una sombra de lo que fui, no sé levantar cabeza, no puedo remontar el vuelo
de nuevo, no sin ti. Te desvaneciste para siempre y es el peor castigo que
podía haberme dado la vida, tu ausencia.
¿Me
lo merezco? Hay días que pienso que sí, y otros en los que veo que no soporto
este infierno, que tan mala no pude ser como para esto. Dímelo tú.

 

Lo
eres todo
, y lo seguirás siendo. Mi corazón seguirá saltando de mi pecho cuando
te vea aparecer, mi respiración se agitará si me pones nerviosa, suspiraré
cuando sienta que no me llega el aire al mirarte, no podré aguantar la sonrisa
cuando me digas alguna palabra bonita, y lloraré cuando no pueda aguantar que
me partas el corazón con algún gesto o comentario. Soy así de tonta, ya ves,
nunca perderé la esperanza. Siento si eso te hace sentir culpable, pero va a
ser así y más te vale hacerte a la idea. Estaré aquí, esperándote.

No hay final (relato)

 
 
Hace mucho que me
siento así, he perdido la cuenta de los días que he pasado sintiendo que cometí
el peor error de mi vida.
¿Nunca te ha pasado
el añorar lo que creías que te hacía daño, y luego averiguar que era tu culpa
que te hiciese daño?
Le echo tanto de
menos… Pensaba que dejándole marchar haría lo mejor para él, creía que sería
bastante fuerte para resistirlo porque era el gesto más altruista que podría
hacer por él. Pero aquí estoy, llorando todos los días amargamente al verle y
no tenerle.
Saber que no te ama
y que tú le sigues amando con toda tu alma es un puñal que cada día te destroza
un poco más hondo, forma una herida que no es capaz de cerrarse, sólo te
permite llorar sin medida hasta acabar rendida y con dolor de cabeza. Odio que
todos por la calle vean mis ojos, delatores de mi sufrimiento, odio tener que
tomar ibuprofeno para poder ser una medio persona y no pasar todo el día en la
cama lamentándome, odio saber que cometí el mayor error de mi vida y que ya no
tiene vuelta atrás. Odio ver cómo destrocé mi vida perfecta, justo la vida que
quería, la que siempre soñé, odio haber estropeado el haber alcanzado mi meta.
Tengo tanto miedo…
Miedo a no volver a encontrarme bien, a que mi corazón resquebrajado no vuelva
a recomponerse, miedo a no conseguir que me ame de nuevo, miedo a que quiera
irse con otra. Miedo a caer en un pozo sin fondo del que no pueda salir nunca
más. Miedo a estar tan sola que no tenga apoyo para levantarme.
Te amo. Te amo
tanto que me duele hasta en lo más profundo. Me duele que hayas dejado de
amarme, no concebía una realidad en la que no lo hicieses. Intento resignarme,
te prometo que sí, pero siento tantas cosas dentro de mí que no puedo evitar
ser unas cataratas de sufrimiento.
Sigo entregándote
toda mi alma cada día, y no quiero seguir haciéndolo, tengo que ponerme una
coraza y protegerme de ti, porque sino jamás podría levantar cabeza. Quiero que
vuelvas a ser mío de corazón, que vuelvas a besarme con el mismo amor y entrega
que hace tiempo, no quiero acostumbrarme a esta ausencia definitiva.

 

Sólo espero que
todo esto merezca la pena. Por ti.

Pensamientos…

Buenas noches, aquí a las tantas de la madruga estoy sin poder dormir, atacada por el insomnio y leyendo una libreta que llené con mi vida hace ya más de un año.
Sorprende ver lo mucho que cambiamos en tan sólo 7 meses, pero más sorprende ver que hay cosas que permanecen intactas dentro de nosotros, imposibles de cambiar porque son nuestra esencia, la base sobre la que vivimos día a día. Hay pasajes que incluso me emocionan, la carga sentimental de algunas anécdotas me pone los pelos de punta, otras me hacen sonreír como si todavía fuese una adolescente atontada. Pero lo mejor fue lo último que escribí, aún hoy lo leo y no sé de dónde saqué las palabras para escribirlo, y quiero compartirlo con todos vosotros, porque pienso que os puede gustar tanto como a mí, ahí lo dejo junto con una canción apropiada.
16/11/2012
 
Este es el final de una etapa, y sólo quiero decirte una cosa, Alba:
Nunca, nunca te des por vencida. Lucha por tus sueños con uñas y dientes, que nadie te arrebate tus ilusiones y tus ganas de vivir. Eres una chica muy especial, única, eres mucho mejor que la mayoría, quiérete a tí misma, porque nadie más lo hará tan desinteresadamente.
Piensa en tí, sé feliz y aférrate a las personas que ames, porque la vida es muy corta y no sabemos cuándo se nos acabará, vive cada segundo como si fuese el último, como el más preciado regalo que tienes.
Sabes que llegarás a donde quieras, y que tendrás esa vida que tanto deseas, serás la mejor madre, esposa y peluquera que pueda haber. Y, algún día, cuando estés preparada, serás una escritora famosa.
Cuídate preciosa, te quiero.

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén