Categoría: Varios (Página 1 de 45)

Reflexión + Reto One Thing

Coffee reto

♫ Slumber – Lewis Watson & Lucy Rose

Hace unas semanas Noelia, del blog “La vie en Noelle“, lanzaba un reto al que cualquiera que quisiese podía unirse. El reto es bien sencillo: retomar aquellas cosas que, por un motivo u otro, hemos ido dejando de lado y que nos apetece volver a incluir en el día a día.

Cuando leí su post estuve un par de horas pensando. Tonta de mí, creía que yo no había dejado nada de lado. He aparcado tantas cosas a medida que mi ánimo se ha ido apagando… La fotografía, los vídeos documentando lo que hacía a lo largo de un mes, leer de forma más intensa, el deporte, y este sitio…

Cuántas cosas que me caracterizaban y que quedaron escondidas en alguna parte de mi interior, cogiendo polvo. Es una pena, porque por el camino de hacer el esfuerzo por superar los baches, me he perdido a mí misma, me he sacrificado por seguir sobreviviendo. Sentí un deseo increíble de retomar el blog, de ir por la calle con una visión más creativa para hacer más fotografías, y lo que ya he retomado 100% es la lectura a un buen ritmo.

Quizá no es algo demasiado grande, pero para mí es un paso abrumadoramente enorme, espero poder estar a la altura y mantener el empeño. Por mí.


Christmas reto

Por otra parte, se acerca el final de 2017. Ha sido un año caracterizado por ser una montaña rusa. Me he perdido y encontrado, también me he conocido (por fin), y he aprendido qué es lo que quiero. Ha sido un año intenso sobre el que hacer balance, y quizá debiese esperar a final de año, pero es absurdo porque en tres semanas no va a cambiar la situación.

Puedo resumir 2017 como el año de la decepción emocional. Me han decepcionado personas de mi entorno y me he decepcionado a mí misma. Pensaba que ya había aprendido la lección, pero una vez más recibí una puñalada helada que me dejó K.O. Dolor psicológico y emocional aparte, otras facetas de mi vida se han visto reforzadas; ahora soy una mujer más completa, he encontrado en la meditación una fuente de paz que me sigue sorprendiendo. Y el otro gran descubrimiento ha sido el máster que estoy haciendo con Ana de Bedoya; el máster ha sacado una versión de mí que me tiene enamorada y con la boca abierta. ¿Yo soy esa mujer? ¿De verdad hay algo que se me da bien de forma innata? Felicidad.

Tengo que aprender a aceptarme, a aceptar las circunstancias que van viniendo poco a poco, y a aceptar que hay personas que no pueden ser como necesito que sea, y que debo pasar un “duelo” por ello, porque toda pérdida suele, y parece ser que soy más sensible que el resto.

Soy rara, pero no sabes lo feliz que soy por serlo.

Foto uno y dos sacadas de Pinterest.

Alba Morales Rosa

Tardes otoñales al sol

Tardes golden hour, chica mirando al horizonte

Canción: Deaf Havana – Happiness

Las tardes otoñales al sol son el mayor regalo del mundo. Y es que hay pocas cosas más placenteras que el sol otoñal acariciando tu cara. Ese calor que no quema, dulce y casi aterciopelado, que te sonrosa sin abrasar la piel.

Miro por la ventana y las horas de sol corren, se escurren entre las agujas del reloj. Y esto me hace pensar lo agradecida que debo estar por tantas cosas, y lo idiota que soy estando más tiempo triste que contenta. Si me paro a pensarlo, tendría más de cincuenta cosas por las que estar agradecida, soy afortunada.

Frase tardes otoñales, café y libro

“Otoño es la estación para encontrar la satisfacción en casa prestando atención a lo que ya tenemos.”

Ahora miro los caminos que no elegí, las decisiones que descartaron el resto de opciones, lo mucho que aprendí con cada una de ellas. La madurez está detrás de ese aprendizaje, del no quedarte con lo malo, sino con aquello que te ha llevado a ser como eres, a donde estás en este instante.

No cambiaría ni uno de esos momentos dolorosos, ni una sola tarde de llanto, ninguna de esas decepciones. Soy mejor, más dura, una mejor versión de mi misma. Aunque aún me quede mucho por aprender y cambiar, al menos me acerco un paso más a esa yo que deseo llegar a ser algún día.

Todas esas personas que me hicieron sentir mal en el pasado, hicieron su misión. Esa persona que ahora tengo tan clavada y que me duele como una puñalada su ausencia (y lo mucho que me ha decepcionado), también servirá. Cuando salga de ello, sé que con esa piedra no volveré a tropezar, son esas piedras “vitales” que se deben encontrar en el camino que es la vida.

Quizá algún día pueda darle las “gracias” por todo el mal que me ha hecho, y por descubrirme una faceta de mi misma que no conocía, por mostrarme con claridad cuál es mi vocación.

Algún día…

Mientras tanto, gracias por mi familia, por los estudios (y esa pedazo profesora tan especial que tengo, mi inspiración). Por mi pareja; mi salud; por la ilusión que nunca desaparece del todo… Los libros que aparecen en el momento justo; por la llegada de Otto (el gato de mis padres) para enseñarme tantísimas cosas desde hace seis años. Los sueños que se me han cumplido; esas ansias de saber más sobre mi futuro trabajo; por el maquillaje que tanto me apasiona. Gracias a los que habéis llegado hace poco a mi vida, no sé qué haría sin vosotros. Y, sobre todo, gracias por las fotografías, y por no olvidar a aquellos que ya no están, porque si cierro los ojos aún os puedo ver… Aunque ya no pueda recordar vuestra voz ni vuestro olor… Pero seguís ahí.

~ GRACIAS ~

 

Fotos uno y dos sacadas de Pinterest.

Alba Morales Rosa

Mi vida últimamente…

Mi vida últimamente es una montaña rusa en la que no cabe la constancia, con la rabia que me da. Me da la sensación de que no tengo control sobre mi día a día y no hay un motivo real para ello.

De todos modos, últimamente…

· Estoy escuchando:

Toda la música en spotify, a pesar de no tener ya la cuenta premium me he acostumbrado tanto que no puedo cambiarlo. Quizá me miréis fatal después de lo que voy a decir pero… He vuelto (temporalmente) a Avril Lavigne. Esto tiene su explicación, y es que me refugiaba en ella cuando era adolescente cada vez que tenía un problema o bajón. He pasado por una racha muy mala por tema de amistades, y supongo que he recaído.

Y cuando no es Avril Lavigne, es Pvris.

· Estoy comiendo:

Bastante menos, seguro que por mi estado de ánimo tan bajo. No me apetece cocinar para nada, me llama mucho más pedir comida, y caigo demasiado a menudo en pizza. Hay una pizzería artesanal que hacen manjares de los dioses, no hay quien se resista.

· Estoy bebiendo:

Sprite y agua. Tomé la decisión de dejar la coca cola como bebida a diario, la cantidad de azúcar es brutal y no estaba dispuesta a tener problemas de salud. Tras la primera etapa de desengancharme (la coca cola es adictiva), ahora ni siquiera me apetece tomarla. El sprite tiene mucho menos azúcar y es más refrescante.

· Estoy vistiendo:

Más arreglada que en verano. Con la ropa de otoño e invierno me cuesta mucho menos ir arreglada, al final en verano tiro a lo cómodo. Suelo ir en vaqueros ajustados, jersey con top lencero, chupa de cuero roja y botines con un poco de tacón.

· Estoy sintiendo:

Mucha tristeza. Me ha fallado alguien y ha salido de mi vida. Creo que estoy pasando una etapa de duelo que me está dejando sin energías. Que la amistad haya fracasado y le haya puesto punto final me está pasando factura. Anímica y psicológicamente no lo estoy pasando bien.

· Estoy queriendo:

Que todos los días sean lunes. Sí, acabo de decir una locura como un rascacielos de grande. Pero resulta que estoy muy enamorada del máster que estoy estudiando, y las clases son los lunes por la tarde. Entonces estoy loca por que llegue el próximo lunes nada más salir de las clases.

También quiero volver a retomar la lectura, era un hobby que me llenaba mucho, pero queriendo abarcar tanto me he dispersado.

·  Estoy necesitando:

Un chute de energía. Aparte del máster estoy haciendo varios cursos online, pero comienzo a darle vueltas a la cabeza, a divagar, y al final no me cunde nada el día. Cuando me quiero dar cuenta, ya es hora de acostarse y no he hecho nada de provecho.

· Estoy pensando:

Que me apetece mucho comenzar a hacer yoga, pero que las clases son carísimas para la poca frecuencia que tienen (una vez a la semana). Y no sé por dónde empezar si lo hago de forma autodidacta en casa.

· El clima es:

De todo menos otoñal-invernal. Ha tardado mucho en irse el calor, el otoño va a ser bastante corto, con lo que lo adoro… No tengo muy claro que este año vaya a hacer demasiada falta el abrigo. Que triste.

En otras épocas he estado muy diferente.

Fotos uno y dos sacadas de Pinterest.

Alba Morales Rosa

Página 1 de 45

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén