Page 3 of 103

RESEÑA saga Dreaming Spires, Victoria Álvarez

Saga Dreaming Spires

La saga Dreaming Spires es de las mejores cosas que me han pasado este año. Es cierto que he tardado en terminarla, pero quería leer la última parte en el momento correcto, y ha tardado en llegar. Victoria Álvarez no deja de sorprenderme con cada libro que escribe, tiene un don que me atrapa por completo, da igual la longitud de la novela.

El concepto del periódico Dreaming Spires me parece muy innovador, y los componentes del grupo aún más: Alexander, Oliver y Lionel. Cada uno con su personalidad, con sus problemas a cuestas, y aun así tan fuertes.

Nos encontramos con personajes muy bien construidos. Alexander Quills, un hombre muy inteligente, estristecido por circunstancias de su pasado, profesor en Oxford. A lo largo de los tres libros vemos que es el personaje más estable de los tres, un adulto con cierto toque soñador, atraído por todo lo que tiene que ver con lo sobrenatural. Oliver Saunders, un chico joven y bastante tímido que trabaja en el Balliol College, con una vida bastante monótona. Y Lionel Lennox, un hombre desvergonzado y caradura, saqueador de tumbas y ligón empedernido.

¿Qué tienen los tres en común para ser tan amigos? Su atracción por el mundo sobrenatural, y por ello fundaron Dreaming Spires.

En la primera entrega viajamos con ellos a Irlanda, una tierra llena de magia y leyendas, donde el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de las mujeres. Con un final tan apoteósico que necesitas comenzar inmediatamente con el segundo.

Oliver sabía que Irlanda era la isla más mágica de Europa, pero nunca había sospechado que su gente pudiera parecerse tanto a las hadas, los duendes y los elfos que había admirado en los libros de cuentos de la biblioteca de su orfanato.

En la segunda entrega han pasado unos años desde el primero, y nos trasladamos hasta Nueva Orleans. Allí encontrarán una serie de leyendas e historias difíciles de creer, pero no tanto para nuestros protagonistas, que están dispuestos a desentrañar lo que está ocurriendo.

Lo que había entre Will y yo, lo que sigue habiendo pese a que muriera hace casi medio siglo… era amor, amor de verdad. Del que hace que la gente cometa locuras, el que puede salvar o condenar a las almas. Son ustedes demasiado jóvenes para comprenderlo, pero las pasiones de las que se habla en las novelas, los amores eternos… existen, aunque son tan escasos como los tesoros hundidos en el mar. Y por eso tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas cuando los encontramos para ser dignos de ellos.

Por último, la tercera entrega se desarrolla cuatro años y medio después de terminar la segunda. Las circunstancias personales golpean tan fuerte a los protagonistas, que el periódico está al borde del cierre. Lo que no se esperan es acabar pasando las navidades entre Karlovy Vary y Budapest. Una vertiginosa carrera hacia la culminación de una trilogía impactante y cargada de recuerdos, olores y sensaciones.

Prefiero un minuto que me deje sin aliento a una vida entera arrellanada en un sillón.

Me temo que tenías razón: cuando uno se mete en los bajos fondos resulta muy difícil salir

Suerte que tenemos a los niños y que a ellos aún les quedan ganas de sonreír.

Hay que destacar a personajes secundarios, como Verónica (sobrina de Alexander), la señorita Stirling (mujer de armas tomar), Ailish (tan dulce y frágil), Amber, Konstantin Dragomirásky… Todos ellos llenos de matices, y cada uno con su pasado a cuestas.

No os miento, el final puede ser agridulce para algunos, pero creo que es final perfecto, justo como debía acabar.

Sólo me queda hacerle ojitos al nuevo libro de Victoria: La ciudad de las sombras. Es una especie de “continuación”, o más bien una nueva saga protagonizada por algunos de los personajes de ésta. No lo leas si no has concluido antes Dreaming Spires, o te spoilearás toda la saga. Yo he avisado.

Muchas gracias por leer mi opinión. ¿Has leído la saga o alguno de los libros? Me encantaría saber tu opinión en los comentarios.

Alba Morales Rosa

Mi resumen del año 2017

resumen del año 2017

Further – DON BROCO

Llevo varios días pensando en cómo hacer un resumen de este año, 2017. Quizá la palabra “montaña rusa” se le ajuste bastante bien.

He acabado el año con más amigos de los que tenía en enero, cosa que me hace muy feliz, he medio perdido a alguien por el camino, pero el resto ha sabido llenar ese hueco que quedó en mi corazón, y eso me hace sentir una pizca mejor cuando pienso en ello.

Hasta verano estuve muy perdida laboralmente, no sabía a lo que me quería dedicar, no había encontrado mi vocación, esa era mi mayor angustia, no estar ubicada teniendo ya 26 años, el entorno te presiona para que dejes de perder el tiempo. Pero, por suerte, encontré mi vocación y ahora estoy a tope con ello, dándolo todo y esforzándome al máximo para ser la mejor. Ya puedo decirlo alto y claro: VOY A SER ASESORA DE IMAGEN y PERSONAL SHOPPER. Voy a serlo, y voy a ser la mejor de todas. Ya desde ahora, si a alguien le interesase el tema, que contacte conmigo por e-mail, estaré encantada de resolver dudas (aunque tened piedad, llevo poco y aún no soy profesional). Además lo estoy complementando con diferentes cursos online sobre personalidad de marca y creación de eventos, para ser una profesional de lo más completa.

También, en relación a lo anterior, estoy trabajando en la web profesional que tendré cuando acabe de estudiar el máster, para poder ofertar mis servicios y tener presencia en internet en condiciones. Me siento muy orgullosa de esto en particular.

Resumen del año 2017

He hecho limpieza en redes sociales. Las uso menos y no estoy enganchada a ellas, antes consumían muchas horas de mi día. Ahora leo mucho más (haber rescatado esa faceta de mí es algo que me hace llorar de la emoción). Espero traer más reseñas de ahora en adelante por aquí.

Y por último: he descubierto una nueva faceta de mi personal, ha estado oculta tanto tiempo que me asombra. Ahora que lo he asimilado y aceptado creo que puedo decirlo en voz alta: soy agorafóbica. No me avergüenzo de ello. Es una parte de mi personalidad que pienso querer y abrazar como una faceta mía más.

Gracias a todos por acompañarme en este año cargado de sorpresas y altibajos. Espero que sigamos juntos durante todo 2018. En la próxima entrada os hablaré de mis propósitos de 2017 y cómo han ido.

P.D: Noelia, gracias por todo.

¿Y vuestro año cómo ha sido? Me encantaría saberlo.

Foto uno y dos de Pinterest.

Alba Morales Rosa

Reflexión + Reto One Thing

Coffee reto

♫ Slumber – Lewis Watson & Lucy Rose

Hace unas semanas Noelia, del blog “La vie en Noelle“, lanzaba un reto al que cualquiera que quisiese podía unirse. El reto es bien sencillo: retomar aquellas cosas que, por un motivo u otro, hemos ido dejando de lado y que nos apetece volver a incluir en el día a día.

Cuando leí su post estuve un par de horas pensando. Tonta de mí, creía que yo no había dejado nada de lado. He aparcado tantas cosas a medida que mi ánimo se ha ido apagando… La fotografía, los vídeos documentando lo que hacía a lo largo de un mes, leer de forma más intensa, el deporte, y este sitio…

Cuántas cosas que me caracterizaban y que quedaron escondidas en alguna parte de mi interior, cogiendo polvo. Es una pena, porque por el camino de hacer el esfuerzo por superar los baches, me he perdido a mí misma, me he sacrificado por seguir sobreviviendo. Sentí un deseo increíble de retomar el blog, de ir por la calle con una visión más creativa para hacer más fotografías, y lo que ya he retomado 100% es la lectura a un buen ritmo.

Quizá no es algo demasiado grande, pero para mí es un paso abrumadoramente enorme, espero poder estar a la altura y mantener el empeño. Por mí.


Christmas reto

Por otra parte, se acerca el final de 2017. Ha sido un año caracterizado por ser una montaña rusa. Me he perdido y encontrado, también me he conocido (por fin), y he aprendido qué es lo que quiero. Ha sido un año intenso sobre el que hacer balance, y quizá debiese esperar a final de año, pero es absurdo porque en tres semanas no va a cambiar la situación.

Puedo resumir 2017 como el año de la decepción emocional. Me han decepcionado personas de mi entorno y me he decepcionado a mí misma. Pensaba que ya había aprendido la lección, pero una vez más recibí una puñalada helada que me dejó K.O. Dolor psicológico y emocional aparte, otras facetas de mi vida se han visto reforzadas; ahora soy una mujer más completa, he encontrado en la meditación una fuente de paz que me sigue sorprendiendo. Y el otro gran descubrimiento ha sido el máster que estoy haciendo con Ana de Bedoya; el máster ha sacado una versión de mí que me tiene enamorada y con la boca abierta. ¿Yo soy esa mujer? ¿De verdad hay algo que se me da bien de forma innata? Felicidad.

Tengo que aprender a aceptarme, a aceptar las circunstancias que van viniendo poco a poco, y a aceptar que hay personas que no pueden ser como necesito que sea, y que debo pasar un “duelo” por ello, porque toda pérdida suele, y parece ser que soy más sensible que el resto.

Soy rara, pero no sabes lo feliz que soy por serlo.

Foto uno y dos sacadas de Pinterest.

Alba Morales Rosa

Page 3 of 103

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén