Página 3 de 109

La pareja de al lado – Shari Lapena

Ha sido una lectura revelación en lo que llevo de 2017. Adoro los libros policíacos, con mucho suspense, y hoy en día encuentro pocos libros de este género que me hagan sentir este grado de satisfacción como lectora.

Es un libro de suspense muy bien llevado, las sospechas que se generan sobre cada uno de los personajes, se mantienen hasta la última página del libro. Los personajes están bien elaborados, todos tienen la suficiente profundidad y tienen una historia tan elaborada, que todos ellos tienen motivos para ser los culpables. Solamente hay dos personajes un poco más planos, pero al ser personajes muy secundarios, no es algo demasiado malo a tener en cuenta.

La división de capítulos colabora a la hora de mantener el enganche y seguir leyendo un poco más de tiempo. La carrera hacia el desenlace del libro es una carrera tensa, rápida… Es una sacudida a tu rutina, porque las ansias por conocer quién es el culpable ocupan todos tus pensamientos.

Los protagonistas (Anne y Marco Conti) son un matrimonio bastante típico, niña rica enamorada de chico con poco dinero y no aprobado por sus padres, todo pura rebeldía. Sin embargo aquí vemos qué ocurre cuando los años pasan y las decisiones se afianzan. No es un matrimonio perfecto, la vida no es color de rosa, es turbia y llena de problemas que lo complican todo hasta crear el caos absoluto. Todo es apariencia en la vida del matrimonio Conti, hasta que ocurre la tragedia y todo se empieza a desmoronar poco a poco, y todos los trapos sucios van saliendo a la luz por culpa de la presión policial.

Me ha encantado el debut de Shari Lapena, te conduce por el libro a su ritmo, te enseña lo que le conviene cuando quiere. Estoy impaciente por leer lo nuevo que saque, porque si tiene la misma calidad que este libro, seguro que será apasionante de leer.

Por cierto, el final es de infarto, sólo por ese final merece la pena todas las ansias que se viven mientras estás leyendo.

Alba Morales Rosa

Guardar

Títeres de la magia – Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Una nueva entrega de las aventuras en Marabilia con Hazan, Arthmael, Lynne y ahora también Clarence y Ariadne.

Han pasado tres años desde que Hazan ingresó en la torre de nigromancia, dejando atrás las aventuras para estudiar. Desde entonces no ha vuelto a ver a Lynne y Arthmael, aunque mantengan el contacto por carta.

Lo cierto es que Clarence y Ariadne me gustan casi más que Arthmael y Lynne, a estas alturas todos sabemos que cada personaje nos enseña algo con su personalidad y sus actos, para eso fueron creados así, todos tienen que aportar y enseñar algo al lector y la historia. Para mí Clarence ha sido revelador en muchos aspectos, su forma de ver la vida, su choque con la realidad que había fuera de la torre de nigromancia, darse cuenta de que había estado viviendo en una falsa realidad llena de seguridad y paz… El pobre me recordó mucho a mí, cuando me llevé el puñetazo de mundo real.

Nuevas aventuras, un nuevo asunto que resolver (en esta ocasión descubrir quién está fabricando unos venenos de los que no se consiguen hacer antídotos), nuevos conflictos personales y un Hazan ya casi adulto con ganas de aclararse de una vez por todas con lo que quiere en la vida.

Hazan ya apuntaba maneras en “Sueños de piedra”, y aquí ha demostrado que es una gran persona y que hará cosas importantes en un futuro, porque es el chico más fuerte de toda la saga, con los valores más sólidos de todos.

Hazan, Clarence, Ariadne, Lynne y Arthmael

Clarence y Hazan

Por cierto, la ilustradora Lehanan Aida ha hecho un gran trabajo dando vida a los personajes, pienso que ha acertado de lleno con la caracterización, son justo como me los imaginaba.

En resumen: me ha gustado más que Sueños de piedra, la historia continúa y estoy impaciente por conocer más de este mundo tan increíble como es Marabilia.

Alba Morales Rosa

Guardar

Guardar

Guardar

Últimamente…

Hace ya unas semanas subí una entrada como ésta, resumía bastante bien mi vida de una forma estructurada, me gusta hacerla de vez en cuando, me parece una forma bonita de expresar lo que me gusta y lo que siento actualmente.

Estoy escuchando:

Las nuevas dos canciones de Ed Sheeran, son de las mejores que he escuchado de este cantante. Las estoy escuchando en bucle y me encanta.

Estoy comiendo:

Muchos fideos de arroz con verduras (normalmente zanahoria, calabacín y mucho puerro) y especias (curry, comino, pimienta negra, sal y ajo en polvo). Está de muerte y me doy unos atracones tremendos, estoy intentando moderarme un poco, al fin y al cabo es arroz y es mejor no abusar de él.

Estoy bebiendo:

Café, con lo mal que me sienta. Pero es que le he regalado a mi pareja un “kit para el amante del café”, que consta de un molinillo, un embudo de plástico, filtros de papel, un paquete de café molido aromatizado con vainilla, otro molido aromatizado con avellana, y por último un paquete de café en grano para moler. La verdad es que estamos muy satisfechos, en concreto el de avellana es de lo más sabroso que he tomado en cuanto a café.

Estoy vistiendo:

Un jersey color blanco roto que combina con todo, se transparenta un poco y me lo pongo con una camiseta de tirantes negra debajo. Puedes ir muy arreglada o casual, dependiendo de con qué te lo pongas. Abriga muchísimo, y lo he convertido en un básico de mi armario actualmente, además va a entrar una ola de frío tremenda a la ciudad y más vale estar armada con buenas prendas de abrigo si quieres salir a la calle.

Estoy sintiendo:

Un poco de miedo. Me abruma el proyecto que voy a emprender, es mucha responsabilidad y algo muy serio como para no tomármelo muy en serio. Así que estoy angustiada y emocionada a partes iguales… Dicen que si algo no te asusta es que en el fondo no te apasiona, quiero agarrarme a eso para coger impulso y llevarlo a cabo, y no dejarme vencer por el miedo para acabar no haciéndolo.

Estoy queriendo:

Ponerme en serio con el deporte, era algo que me hacía mucho bien el año pasado y tuve que dejarlo de lado por un problemilla de salud. Después me recuperé pero me pudo la pereza y no retomé el deporte. Es uno de mis propósitos de este año, estoy notando lo mal que me hace tener una vida tan sedentaria. A ver si lo llevo a cabo, porque estamos a día 13 y lo único deportivo que he hecho ha sido pasear (cuidado, paseos de cuatro horas que me han dejado muerta). ¡A por ello!

Estoy necesitando:

Tener una relación más estrecha con las personas que me rodean, la familia y los amigos. Una cercanía más física, más abrazos y que estén más pendientes de mí, tanto como lo estoy yo de ellos. No sé de dónde viene esa necesidad de cariño tan fuerte que tengo ahora, pero me gustaría sentirme como quiero.

Estoy pensando:

Que el libro que tengo entre manos ahora (“Títeres de la magia”) me tiene fascinada. Sus escritoras Iria G. Parente y Selene M. Pascual son muy buenas escritoras. No se nota que el libro está escrito a cuatro manos, y además siempre hay mensajes que no te dejan indiferente. Cuando lo termine, habrá reseña por aquí.

El clima es:

Frío, bastante húmedo y hace helor en la calle. Y peor se va a poner, porque viene una ola de frío que ya se está haciendo de notar, a este paso me da que voy a hacer mucha vida en casa. Si comparo el frío de aquí con el de otras zonas de España, lo de aquí es de rica, pero tampoco estamos acostumbrados a que haya tan pocos grados en el termómetro.

Alba Morales Rosa

Guardar

Página 3 de 109

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén