«Existe un amor por el que merece la pena esperar y luchar».

Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que era.
Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo.

Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo.

Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir.


Durante meses aparqué la literatura romántica, ya fuese contemporánea o histórica. Supongo que estaba saturada, así que me mudé a la literatura juvenil, young adult… El caso es que quería reconciliarme con el género, y le di una oportunidad a esta historia. No podría haber elegido mejor.

Los personajes son de los más humanos que he visto en años. Sara, que se ha perdido a sí misma a lo largo de los años; y Jayden, que se ha perdido en la culpa y la tristeza. Ambos encuentran en Tullia la cura para el alma. Lo bonito de esta historia es ver el recorrido psicológico y anímico que tienen ambos, es precioso y mágico.

Una lectura de 5/5 en Goodreads.

Alba Morales Rosa

 

Guardar