Regalos navideños (con mucho retraso)

Hace varias semana que no me paso por aquí, y sé que me propuse una entrada por semana. La verdad es que no tenía nada más que contar, y los regalos navideños los he ido posponiendo…

Quise juntar los de navidades y reyes porque pensé que iban a ser muy pocos para dos entradas.

De todos modos todo esto no es excusa el retraso de esta entrada.

Mi familia cada año me sorprende más, y los amigos este año me han mimado muchísimo. Cada vez que pienso en lo bien que se han portado todos conmigo, me emociono.

kindle y manta

El regalo estrella de estas navidades (y ya siento decirlo así, porque el resto son todos espectaculares) ha sido el Kindle.

Es el básico, pero es justo lo que quería, y todo gracias a R., que me mima y consiente todo lo que puede y más. Sabía que, aunque mi anterior lector (un Papyre edición 2) seguía funcionando, se me había quedado corto y no podía leer ebooks de Amazon, por lo que me sorprendió con él.

La manta sobre la que va apoyado es lo más suave y tierno que he tocado en mi vida, es una mezcla entre terciopelo y polar. Sólo sé que estoy enamoradísima de ella y se ha convertido en mi compañera mientras estudio.

Neceser, piruletas, colorete y mascarilla.

Mis amigos están muy locos, pero es una locura que me robó el corazón. Surgió la decisión de hacernos regalos entre nosotros, y quedamos para cenar la noche del 5 de enero, para darnos los regalos a las 12 de la noche. Nunca me esperé todo lo que desenvolví. Cristina me regaló ese neceser que estoy loca por usar, estaba LLENO de piruletas (mi golosina favorita, y todavía me quedan un montón) y dentro también estaba ese colorete, que pigmenta una barbaridad, hay que tener mucho cuidado con la cantidad que te aplicas. Tengo pendiente hacer una entrada con todo mi maquillaje, así que ya os hablaré del colorete en profundidad. Y esa piña tan curiosa es una mascarilla facial purificante de Fancy. Aún no he tenido tiempo de probarla, pero ya contaré qué tal es. Eso sí, huele que dan ganas de comérsela.

Peluche y taza

Y estas bellezas tienen su historia. Días atrás salí con Ezequiel (el otro amigo) en busca de regalos para Cristina, y nos dio por entrar en la tienda Disney. Cotilleamos de todo, por gusto y por echar el rato. Recuerdo haber comentado y cogido únicamente dos cosas en toda la tienda… ¿Adivináis cuáles? Exacto: ese peluche que me flipó su olor (supuestamente a rosas) y la taza de “La Bella y la bestia”. No me lo esperaba, y cuando al desenvolverlo comencé a olerlo, casi lloro de la emoción.

Sé que está todo fatal explicado, me cuesta mucho expresar lo profundos que fueron mis sentimientos aquella noche y con esos regalos. Nunca había tenido unos amigos así, que se implicasen tanto y se esforzasen lo suficiente para conocerme y saber justo lo que regalarme. Los quiero un montón, y a día de hoy no sabría qué hacer sin ellos.

Bolso, llavero y libro

Por último (pero no menos importante), mi suegra me regaló “Ciudad de las sombras”, libro con el que soñaba desde que se publicó. Le tengo unas ganas brutales y lo comenzaré en cuanto acabe el peñazo de libro con el que estoy liada (traeré reseña en breve). Mi cuñada se fue el 1 de enero de viaje a Praga y me trajo ese llavero, parece mentira pero es cierto que necesitaba uno y ese es precioso, con él desde luego ya no se me pierden las llaves en el bolso.

Y llegamos a EL BOLSO. Un bolso precioso de piel y ante en color marrón de Parfois. Llevaba detrás de un bolso en ese color mucho tiempo. Que fuese un término medio entre grande y pequeño, y que conservase un poco la forma. Estoy muy enamorada de él. Le tengo que dar las gracias a la tía de R., que acertó de pleno. No podía estar más emocionada, sólo me faltó abrazar el bolso y darle besos.

Hasta aquí el haul de las navidades y reyes. No podría elegir un favorito, todo es muy especial y único, no cambiaría nada… Soy tremendamente feliz.

Al final: como la familia y los amigos, nada.

Ya he visto mucho de los hauls de la gente que me sigue. Me encanta ver lo mucho que os han gustado vuestros regalos. ¿Tenéis algún favorito? Os espero en los comentarios. Mil gracias por leerme.

Alba Morales Rosa.

 

Anterior

Propósitos para 2018

Siguiente

RESEÑA Saga Royal, Erin Watt

  1. ¡Ha valido la pena tanta espera! ¡Tu haul es maravilloso! Me encantan las historias que hay detrás de cada regalo y, debo decirlo, me ha enamorado el peluche de Din-Don con… ¿¡OLOR A ROSAS!? Iré a una Tienda Disney por ti en breves, ¡debo olerlo sí o sí! Y además es súper mono. Me alegra ver que te han mimado tanto porque te lo mereces todo todito. Espero con ganas ver tu entrada de maquillaje y las reseñas que nos quieras traer. ¡Un fuerte abrazo!

    • Alba admin

      ¡Muchas gracias! La verdad es que la historia detrás de cada regalo es lo que los hace tan especiales. El peluche es una monada, es muy difícil dejar de olerlo jajaja.

      Muy pronto vendré con esas entradas de maquillaje y literatura, quiero compartir mi (ya casi extensa) colección de labiales.

      Gracias por comentar, ¡¡besos!!

  2. El packaging de la mascarilla de piña me ha ganado, ¡qué cosita más monaaaa! Así que deseando estoy que nos hagas reseña de ella, del colorete y de demás cosas de maquillaje (¡me encantan!)

    Y de verdad me ha encantado el haul, las fotos y lo que cuentas, es que expresas tanto cariño y emoción por todas las personas que te han llenado de amor y mimos que me haces sonreír. Es cierto que eso es lo que más importa y me alegro muchísimo que te hayan hecho sentir tan especial y llena de cariño ^^

    ¡un besazo!
    Pd. ¡El peluche de Din Don es la cosa más cuqui que he visto! Dan ganas de sentarte en el sofá, coger la manta y el kindle y a Din Don y ponerte a leer así achuchadita con él.

    • Alba admin

      ¡¡Muchísimas gracias por el comentario!!

      Cada vez me cuesta menos expresar con más claridad mis sentimientos, han sido muchos meses (casi años) sin poder hacerlo con soltura. No sabes cuánto agradezco que te hayas pasado por aquí a leer y comentar.

      Pronto reseña de maquillaje 😉

      ¡¡Besos!!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén