Me gusta hacer un Self Image al año, es una forma diferente de hacer un balance vital y pensar en los cambios ocurridos a lo largo de 365 días. Cumplir años es algo importante para mí, pero estos últimos años han sido un desastre, no sé por qué pero siempre se tuercen las cosas. Llevo varios días teniendo 26 años y bueno, no va mal dentro de lo que cabe, a ver cómo se comporta el año.

Mis 25 han sido moviditos, bastante turbulentos y no demasiado agradables. He vivido un trabajo que duró 5 días (que más que un trabajo, parecía más bien un timo, pero eso es un tema aparte), problemas familiares que me hicieron tambalearme anímicamente, problemas con los amigos… Un año muy completito, que comenzó horrorosamente mal en mi 25 cumpleaños y acabó más que regular.

Apenas ha habido momentos buenos, aunque tengo que reconocer que he terminado de hacerme adulta. Me resulta imposible ver la vida tal y como la veía antes. He perdido gran parte de la paciencia que tenía, ahora me resulta más fácil aislarme de los problemas ajenos. Ya no ayudo tanto, me consumía la energía y el ánimo para luego verme sola cuando yo necesitaba ayuda. Así que ahora miro por mí y mi bienestar emocional, desde que lo hago me siento infinitamente mejor conmigo misma.

Soy mujer, soy hija, hermana, sobrina, prima, nieta, pareja, cuñada… Luchadora, emprendedora, cabezota, creativa, inquieta, ansiosa, sensible, emocional, un poco depresiva. Imperfecta, perezosa, vaga, caótica y caprichosa.

Soy yo, pero también soy mi familia, mi pareja, mis amigos. Mis sueños, logros, libros favoritos. Mi spotify, pinterest, cursos, diarios, metas… Todo.

Alba Morales Rosa